Muxía, un viaje que describe el sol

Santuario Virxen da Barca

Oriente y Occidente, dos extremos que se juntan y se dan la mano a través del espacio intermedio, porque, allá donde transcurren los caminos, donde el caminar acompasa el ciclo natural de la luz, o de la vida, constantemente se retoman las huellas que los antepasados han dejado a lo largo del tiempo en ese deambular de la historia. El Camino de Santiago, establecido en el siglo IX, bebe también de ese manantial de la historia que tiene su origen en el viaje trinitario céltico – consistente en tres pasos equiparables a nuestra existencia vital como individuos – y que sigue la ruta del sol; el sol nace en Oriente, el camino que es recorrido por el sol, y por último, el sol se pone en Occidente, es así como se considera que el fin de la tierra está en Finisterre (Galicia), pues está en el punto Occidental.Faro Muxía

La reutilización de muchas antiguas calzadas romanas para establecer el Camino de Santiago en su peregrinar, dan consistencia a la insistente idea; la vida cíclica y la armonización de ésta con la naturaleza. Por otro lado, algo que ya estaba presente en la cultura celta y donde el trisquel es usado como simbología.

Trisquel. Cultura Céltica
Trisquel. Cultura Céltica

 

Somos el resultado de nuestra historia en esa mezcla de pueblos y civilizaciones que han poblado Galicia, poder entender ciertas características como pueblo y la simbología de nuestras costumbres implica conocer nuestras raíces. Son aspectos interesantes que se evidencian en festividades de larga tradición popular, son esos vestigios del pasado que se mezclan con nuevas realidades y que no acertamos a descifrar por desconocimiento, pero sin duda encierran claves de gran valor cultural. En este punto Occidental una de las más conocidas celebraciones de origen religioso es A Virxe da Barca, en la localidad de Muxía, donde la fe, tradición, mito y leyendas se alían en esta famosa romería que atrae al Santuario un sinfín de peregrinos.

Santuario Virxen da Barca
Santuario Virxen da Barca

La mitología cuenta que la Virgen llegó a Muxía en una barca de piedra, venía en busca del Apóstol Santiago que se encontraba en Galicia en misión evangelizadora. Pero la embarcación se rompió y los pedazos de piedra dieron lugar a gran devoción hasta provocar la construcción del Santuario. La divulgación oral de los acontecimiento mediante cánticos populares, cuya temática parece quieran recordar valores y emociones que se hallan representados en las rocas, como testigos tangibles del comportamiento humano: la bondad, temor y el deseo “La piedra de abalar” a la salud “La piedra de los Cadrís” o mismamente al amor “La piedra de los enamorados”.

A Virxe da Barca se celebra en Muxía del 12 al 15 de septiembre 2014.     

                                                                             A VIRXE DA BARCA

Veño da Virxe da Barca,
da Virxe da Barca veño,
veño de abala-la pedra,
de abala-la pedra veño.

Díxenvos unha mentira,
veño de abala-la pedra,
veño de abala-la grande,
que a pequena abala ela,

Nosa señora da Barca
ten o tellado de pedra,
ben a puidera ter de ouro,
miña Virxe se quixera.

Nosa señora da Barca
ten un teito bo de pedra;
di a campana na volta:
¡
cantas voltas vai dar ela! A miña Virxe da Barca,
para o ano hei de volver
que me quedou a mantilla
no altar por recoller

 

 Galería de fotos

Artículos relacionados:

 

Sobre Mariel Norat 205 Artículos
Licenciada | Graduada en Ciencias de la Comunicación. Periodista. Eterna estudiante e incansable observadora

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.