Vacacionar en el noreste mexicano.

CACERIAEste verano, como siempre, hay muchas opciones para disfrutar de unas merecidas vacaciones. ¿Te has planteado la posibilidad de viajar al continente americano para hacerlo?

Cada nación en el mundo tiene sus encantos y lugares enigmáticos, paradisíacos, tropicales, culturales y de toda índole, y el elegir un sitio determinado dependerá, en primera instancia, del recurso que estés dispuesto a invertir, del tiempo y la intención de tus días de asueto.

Hay quien prefiere las tranquilas aguas del mar, o los caudalosos ríos, o un paseo en alguno de los lagos que tiene nuestro planeta; las presas no escapan a los amantes del contacto con el agua, ya que en ellas se pueden practicar deportes acuáticos tales como esquí, surfing, o dedicar algunos minutos u horas del tiempo para practicar la pesca. En ese sentido, hay lugares en América que cuentan con prácticamente todos los recursos y posibilidades para vacacionar: Tamaulipas es uno de ellos.

Ubicado en el noreste mexicano, en frontera con el estado de Texas, Estados Unidos, el estado de Tamaulipas cuenta con 460 kilómetros de frontera distribuida en diversos municipios; entre los más importantes tenemos Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Tamaulipas, palabra de origen huasteco cuyo significado es “lugar donde se reza mucho”, ofrece atractivos turísticos de toda índole y que están ubicados en sus 79 mil 384 kilómetros de superficie.

Es importante destacar que Nuevo Laredo es el puerto fronterizo más importante de América Latina, y por el pasa la mayor cantidad de mercancías hacia los Estados Unidos de América, el mayor mercado mundial.

Matamoros, por su parte, ofrece el atractivo de ser el punto más cercano entre la frontera de México y el centro de Estados Unidos: Washington. Sus recursos aduaneros han sido determinantes para tener el desarrollo con el que actualmente cuenta.

Pero… estamos tratando de vacacionar, así que, hablemos de lo que Tamaulipas ofrece al paseante de cualquier parte del mundo.

cascada-231En su franja fronteriza cuenta con algunos recursos históricos como para realizar recorridos en museos y sitios históricos. Desde la legendaria aduana de Nuevo Laredo, hasta el museo Casamata en Matamoros, que alberga un sinnúmero de testimonios de la cultura del noreste mexicano, y que fuera el siglo pasado utilizado como fuerte de combate.

Otros turistas prefieren la playa y la costa: 480 kilómetros que son bañados por las templadas aguas del Golfo de México hacen de sus paseos la delicia de los visitantes. Sus playas más importantes son “Playa Azul”, en Matamoros, Barra del Tordo, en Aldama, La Pesca, en Soto la Marina y Miramar, en Madero, donde confluye la zona conurbada del sur que está compuesta por los municipios de Tampico, Madero y Altamira.

Tampico tiene su puerto, cuyo volumen de mercancía y movimientos lo situan entre los cinco más importantes del país; Altamira, por su parte, ha desarrollado un importante crecimiento industrial y portuario, pero cuenta con sus delicadas y deliciosas playas, destacando la Playa Dorada, donde se puede ir a descansar sin necesidad de gastar gran cantidad de dinero.

Para los amantes del turismo cinegético, Tamaulipas tiene presas importantes, como la “Vicente Guerrero”, ubicada en el centro del estado, o la presa Falcón, que divide a México de los Estados Unidos, y que cuenta con campos turísticos para llevar a cabo actividades de caza y pesca.

Por el rumbo del sur tiene la Reserva de la Biósfera de “El Cielo”, uno de los lugres más encantadores, por la diversidad de su flora y fauna, disgribuidos en una superficie impactante por su extensión como por su variedad. Caminar por este lugar representa cambiar de climas en un trayecto de 50 o 100 metros, y viajar por las estaciones del año en un solo momento.

El Tamaulipas cultural tiene su representación en Tampico donde se pueden visitar edificios como el de la vieja Aduana Portuaria, en donde se alberga el museo de la marina mercante, o su Espacio Cultural Metropolitano, a orillas del Río Pánuco.

Viajar por Tamaulipas resulta económico en comparación con otros sitios internacionales: su variedad en la oferta hotelera nos permite contar con hoteles de gran turismo hasta los más modestos con una buena calidad y limpieza que puede ser significativa a la hora de elegir.

En cualquier sitio de su geografía es posible encontrar tiendas de conveniencia de una importante cadena nacional, donde se pueden hacer operaciones bancarias y surtir cualquier tipo de producto. Su versatilidad les ha permitido tener ese crecimiento tan importante del que hoy disfrutan.

A Tamaulipas se puede llegar por vía aérea, gracias a sus aeropuertos internacionales: Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Ciudad Victoria y Tampico; de la misma manera, se accede por tierra en autobuses provenientes de la Ciudad de México y otros destinos del interior de la República Mexicana.

El paisaje desértico se disfruta en el área conocida como el Altiplano Tamaulipeco, y que está conformado por los municipios de Tula, Jaumave, Palmillas, Bustamante y Miquihuana.

Cerro del Bernal
Cerro del Bernal

En total tiene 43 municipios; su capital, Ciudad Victoria, cuenta con un museo Regional y espacios culturales donde por lo general hay exposiciones de pintores, fotógrafos u otros artistas.

Salir en la Avenida Francisco I. Madero a caminar y disfrutar de la sombra de sus árboles constituye una delicia en tiempos de verano, cuando las temperaturas rozan los 35 o 40 grados centígrados.

En el verano, hay que ir preparado con ropa ligera, y con la idea de disfrutar de un maravilloso sitio, de poder elegir entre turismo ecológico, de aventura, de playa, cultural o de toda índole, porque también cuenta con montañas para desarrollar montañismo o ciertas actividades de alpinismo.

Reserva El Cielo.
Reserva El Cielo.

Sea pues, dentro de los planes que se tienen para viajar en este verano, Tamaulipas uno de los puntos a considerar; su inconveniente, como suele suceder en prácticamente todo el territorio mexicano, es que se deben incrementar las medidas de precaución ante la latente inseguridad que se vive en México.

Pero eso no ha sido obstáculo para que miles de turistas hayan decidido viajar a este rincón de América Latina y de México, y aprovechar, inclusive, la cercanía de la frontera norteamericana para efectuar algunas compras de ropa y artículos de lujo, que se pueden considerar a precios bastante accesibles.

Con el verano, la mejor decisión, es considerar todos los lugares posibles, preparar los insumos necesarios, y guardar en la mochila las ganas de una buena aventura más.

Tamaulipas, México.

Sobre Mariel Jimenez 25 Artículos
Periodista.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.