Recuperando clásicos

La magia de la literatura es tanta que justo ahora se me viene a la mente que cada pueblo tiene sus fórmulas y sus autores una forma de escribir que los caracteriza allá donde vayan. Me ocurre eso con los japoneses Haruki Murakami, Banana Yoshimoto o Yasunari Kawabata en los que la nostalgia y la soledad de los personajes hace que los distinga sin saber de antemano el autor. Acontece igual con la literatura latinoamericana, y ahora recuerdo aquí un gran clásico ruso, Crimen y castigo (1866) de Fiódor Dostoievski, una de las obras culmen de la literatura de la antigua URSS y un clásico por excelencia. Este autor es junto a Tólstoi, el mayor narrador que dio la Rusia en su historia, y de ahí que sepa definir muy bien su contexto histórico y las problemáticas sociales del XIX.

fedor

El argumento narra un crimen cometido por Rodion Raskolnikof, un estudiante de derecho que pasa penurias y que por eso asesina a su usurera, después de un gran debate consigo mismo sobre las ventajas e inconvenientes de cometer el asesinato. El libro comienza de esa forma, y a lo largo de la extensa novela acudimos a una serie de pensamientos y monólogos que los personajes tienen consigo mismos en torno al bien y el mal y otros temas intermedios, ya que la realidad no  es tan simple. Bajo la fórmula de una novela policiaca, el autor juega con la mente del lector al proponerle una serie de debates complejos sobre la existencia. Y es que esta historia es calificada desde la escuela como una “novela psicológica”, que juega con el doble sentido de los nombres en ruso, además de la ética y la moral en un tiempo en el que, como hoy en día, estaba en decadencia.

Si el personaje principal es Raskolnikof, aparecen también la madre Pulqueria y la hermana Dunia, el juez, el fiel amigo Razumijin y la prostituta Sonia. Todos estos representan los ciudadanos tipo del tiempo histórico que el autor ruso describe, pero descubrimos también que el libro tiene actualidad. Al fin y al cabo, las injusticias tampoco han mudado tanto y aún perviven los pobres que se ven obligados a delinquir para lograr  sobrevivir al mundo. Crimen y castigo no es un libro con un gran misterio, más bien es para pararse en cada una de sus frases y reflexionar dejando al margen el ritmo acelerado de lectura.  Un clásico que se disfruta sin esperar un gran desenlace, ya que el crimen va a tener un castigo, eso ya lo avanza el propio título. Es este un libro para releer con mente contemporánea. Más que nunca, ¿por qué no recuperar a los clásicos? Aún tienen mucho que decirnos.

 Ficha técnica

crimen-y-castigoTítulo: Crimen y castigo

Autor: Fiódor Dostoievski

Año edición: 2014

Editorial: Plutón

Número de páginas: 416

Sobre Tensy Gesteira 23 Artículos
Periodista

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.