Actualidad, Actualidad Social, Portada — 9 octubre, 2017 a las 13:01

Los ópticos- optometristas solicitan su inclusión en el Sistema Público de Salud en Galicia

Por

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia solicita a la Consellería de Sanidade la creación de la categoría estatutaria sanitaria de óptico-optometrista

Eva Yebra-Pimentel, doctora en Optometría: “El 70% de los usuarios de lentes de contacto se quejan de la incomodidad por su uso al final del día”

Manuel Cebeiro, optometrista: “El uso abusivo e indiscriminado del parche en niños con estrabismo puede provocar el terrible fracaso escolar, al alterar la percepción de las cosas y anular el ojo director, sensorial y motor”

El pasado sábado tuvieron lugar las “II Jornadas de Optometría”, destinadas a ser un punto de encuentro e intercambio de conocimientos entre los más de 200 profesionales que participarán en el evento a lo largo del fin de semana. Las jornadas, enmarcadas en la semana del Día de la Optometría que se festejará el próximo martes día 10, estarán impartidas por once ponentes, ópticos-optometristas de prestigio en su campo de actuación, algunos provenientes del ámbito universitario mientras que otros ejercen su profesión en el sector privado

El presidente del Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia, Eduardo Eiroa destacó que el objetivo del Colegio, desde su creación en 1964, es contribuir a la formación de los ópticos-optometristas y para ello mantiene una programación continuada durante el año y organiza estas jornadas bianuales, en gran medida empujado por la evolución de la optometría en los últimos años y el reconocimiento social de la profesión. “El óptico-optometrista es un referente en salud visual, con vocación de servicio público, entre la mayoría de la población.

 Además, el presidente señaló que el pasado año se cerró un convenio de colaboración con la Asociación Española de Médicos de Atención Primaria para realizar un control de la visión de pacientes diabéticos, y en concreto en Galicia recordó esta colaboración con la Administración Pública está ya consolidada con el convenio “Ollo cos Ollos”, que este 2017 cumple diez años en funcionamiento. “Los ópticos-optometristas gallegos han examinado en esta década a prácticamente 500.000 pacientes, que se han visto beneficiados con una reducción en el tiempo de espera para someterse a un examen optomético y con un servicio sanitario de calidad”

Eduardo Eiroa solicitó la creción de la categoría profesional estatutaria sanitaria correspondiente del Servizo Galego de Saúde, algo que ya se ha establecido en comunidades como Madrid, Aragón, Navarra, Baleares, Canarias y Valencia. “Los ópticos-optometristas cumplimos todos los requisitos y hemos dado muestras de profesionalidad para entrar a formar parte del cuerpo de profesionales estaturarios sanitarios de la sanidad pública gallega. Galicia no se puede quedar atrás y tenemos que ejercer dentro del sistema sanitario” –sentenció–.

 Manuel Cebeiro: “Ningún paciente con estrabismo ha gateado”

 Por su parte, el óptico-optometrista Manuel Cebeiro centró su ponencia en los estrabismos, una patología que muchos niños y adultos sufren y que se manifiesta cuando un ojo se mete físicamente hacia dentro o hacia fuera. “Ningún paciente con estrabismo ha gateado, primer hito que debe cumplir un bebé para estabilizar su sistema visual binocular y coordinarlo para que esta condicion visual no aparezca” –destacó–.

 El experto lamentó que todavía actualmente se esté tratando esta anomalía visual con el parche, una técnica que en su opinión no tiene en cuenta que el paciente en edad escolar está basando todo su aprendizaje en un ojo que tiene muchas menos habilidades visuales que el otro ojo que está tapado. “Todo lo que se les enseña a los seres humanos mayoritariamente entra por una ruta visual, y la de los niños con estrabismo es mucho más lenta y deficitaria. El uso abusivo e indiscriminado del parche en niños con estrabismo puede provocar el terrible fracaso escolar al alterar la percepción de las cosas y anular el ojo director, sensorial y motor, y así lo que decodifican y entienden al leer y escribir se asienta sobre unos cimientos muy pobres y deficitarios” –indicó–.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*