Estela, la Lolita caribeña

La ninfa inconstante

No miento si afirmo que mi primer impulso tras llegar al final de la historia, fue recomenzarla. ¿Qué me disuadió? El discurrir terco, cabezón, del tiempo y la pila de libros que se acumula sin tregua sobre mi mesita de noche. La ninfa inconstante (2008) es una novela que embelesa y regresa, que volverá a mí o yo a ella. No es un simple escarceo, un punto final en un marasmo de letras, sino una relación que se interrumpe y retoma a placer de ambos.
Porque probada la literatura de Guillermo Cabrera Infante, me es imposible no beber de nuevo de ella, en esta u otra de las novelas que integran la trilogía de sus antimemorias: Tres Tristes Tigres (1965; nueva versión: 1967) y La Habana para un infante difunto (1979).
La ninfa inconstante es un regalo póstumo del autor a sus lectores, una delicia literaria que transporta a La Habana amada y recordada desde el exilio, la Ítaca particular de este Ulises cubano que encontró una manera de vivir sus calles, su ritmo y sus voces, relatándola.
La ninfa inconstante nos presenta a Estela, Estelita o Stella, Lolita caribeña que pudo existir o no fuera del papel y la memoria. Porque con Cabrera Infante nunca se sabe. El escritor juega. Juega con las palabras: las retuerce, les da la vuelta, las corta y las cose con precisión quirúrgica. Juega con las convenciones narrativas: difumina la linde que separa al autor del personaje, entregándose a la primera persona que vive y narra su romance y fuga con Estela, Estelita o Stella.
La ninfa inconstante es un tributo al cine y a la literatura, y a su vez, el cine y la literatura son tributarios de la obra. Una obra con continuos guiños, citas y referencias a personajes fílmicos y literarios. La ‘ninfa’ del propio título remite a la juventud y a la hermosura, pero también a la fase de desarrollo de determinados insectos que experimentan metamorfosis, evocando la mariposa cargada de simbolismo de la Lolita de Nabokov.
La ninfa inconstante es belleza… es ingenio… nostalgia de un tiempo, de un lugar y de Estela, Estelita o Stella. Una joya de la Literatura que merece ser descubierta por el amante lector.


FICHA

Título: La ninfa inconstante

Autor: Guillermo Cabrera Infante

Editorial: Galaxia Gutenberg/Círculo de lectores

Año de publicación: 2008

Nº de páginas: 283

Sobre Daisy Yang 61 Artículos
Periodista

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.