Cultural, Entrevistas, Portada — 7 julio, 2014 a las 10:26

“La verosimilitud es la base de la película”. Entrevista a Alex Sampayo

Por

Alex Sampayo, director de cine

El pasado 25 de noviembre de 2013 se inició el rodaje de Schimbare‘, la ópera prima del director gallego Álex Sampayo (Lalín,1978). La película, protagonizada por Candela Peña y Luis Zahera, es una producción a cargo de Ficción Producciones que cuenta con la colaboración de Televisión de Galicia y Agadic.

Este trabajo supone el salto a la gran pantalla de un profesional que, hasta ahora, había trabajado en publicidad, cortometrajes y televisión. Entre sus cortometrajes destacan ‘La Buena Caligrafía’, ‘Alzheimer’ o ‘Un día normal’; y en televisión ha trabajado en series gallegas de gran éxito como ‘Terras de Miranda’ o ‘Padre Casares’, y también en producciones como ‘El Internado’. Casi catorce años separan el rodaje de su primer cortometraje del rodaje de su primera ópera prima. Un tiempo en el que ha desarrollado una fructífera y variada carrera que conjuga cine, televisión y teatro.

La historia que cuenta ‘Schimbare’ se centra en un matrimonio que se enfrenta a una difícil situación familiar que les obliga a embarcarse en una desesperada y desgarradora búsqueda. La obra de Sampayo ha sido seleccionada para participar en la sección oficial de Óperas Primas del Festival Internacional de Cine de Montreal/Montreal World Film Festival – FFM, que se celebrará del 21 de agosto al 1 de septiembre.

Rúas Magazine ha entrevistado a este prometedor director gallego (@AlexSampayo2) para hablar de ‘Schimbare’ y conocer, de primera mano, las claves de la película.

P: Es la primera vez en su trayectoria profesional que se enfrentas al rodaje de una película para salas de cine. ¿Cómo ha vivido la experiencia?

R: Con mucha ilusión y muchas ganas. ‘Schimbare’ es un proyecto que ha costado muchos años y mucho esfuerzo levantar, y casi hasta el último momento no se confirmó que finalmente se rodaría.

P: El rodaje ha sido bastante rápido. Hoy en día parece que cada vez se rueda más rápido y con menos dinero.

R: En España cada vez se producen menos películas y de las que se ruedan pocas son las que consiguen una distribución razonable. Hace pocos años la media de presupuesto rondaba los dos millones de euros. Hoy en día, reflejo de la sociedad y consecuencia de la crisis, la desigualdad entre producciones es notable y ese tipo de películas han desaparecido. Ahora tan sólo existen películas pequeñas, que rondan el millón de euros, o grandes producciones que superan los tres. Rodar rápido y con menos dinero es una realidad a la que los que vivimos en España nos debemos adaptar.

P: ‘Schimbare’, así se titula la película, es una palabra de origen rumano que significa cambio. ¿Por qué ese título?

R: Mi co-guionista Borja F. Caamaño y yo buscábamos un título corto, sonoramente contundente y visualmente duro. La película transcurre en su mayor parte en Rumanía por lo que empezamos a bucear en el idioma del país buscando palabras que reuniesen estas características. No tardó en aparecer Schimbare, al verla supimos que era título. Creo que es fue la primera vez que Borja y yo hemos estado de acuerdo en un título a la primera. Además el término lleva implícito un concepto muy importante para la película y para todos los personajes protagonistas.

P: Una película muy cruda y realista ¿Busca remover conciencias?

R: Busco denunciar una realidad extendida por todo el mundo, la trata y el comercio de personas. Vivimos en una sociedad en la que quién tiene dinero puede comprarlo todo, incluso seres humanos, es algo que vemos todos los días e incluso permitimos. Tan solo tenemos que viajar a otros países para encontrar lo que en el nuestro las leyes penalizan. Esta película persigue que pensemos en ello.

P: La historia tiene ecos de ‘Funny Games’ de Michael Haneke y plantea la pregunta de qué estarían dispuestos a hacer unos padres por sus hijos.

R: Por amor estos padres están dispuestos a hacer cualquier cosa, incluso a viajar a Rumanía y contactar con una mafia que trata con personas. Y aquí es justamente donde comienza el debate y donde cada espectador se podrá poner de un lado u otro. ¿Todo vale por salvar la vida de un hijo? Creo que si alguien tiene clara esta repuesta, después de ver la película puede que cambie de opinión.

‘Funny Games’ fue el primer referente con el trabajamos cuando nos pusimos a desarrollar esta película. Ambas tienen un fuerte conflicto, unos personajes extremos y se desarrollan en el interior de una casa. ‘Schimbare’ está muy influenciada por el cine de Haneke y el de los hermanos Dardenne.

P: Han rodado en localizaciones de Galicia y Hungría. En Galicia concretamente en el pazo de Adai, en O Corgo, en la provincia de Lugo. ¿El emplazamiento fue difícil de encontrar?

R: Por una cuestión de logística buscábamos una casa que no estuviese muy lejos de Santiago y que se alejase del estilo de casa gallega ya que su ubicación en la película sería Rumanía. El Pazo de Adai reunía todas las características que necesitábamos por lo que en seguida nos decantamos por esa opción.

P: Y en cuanto al rodaje fuera de nuestras fronteras, ¿Alguna anécdota a destacar?

R: En cuanto el rodaje en Hungría fue tan rápido que no dio tiempo ni para anécdotas. Lo que recordaremos todos será el frío que hizo durante los días que rodamos allí.

P: El reparto cuenta con la presencia de Luis Zahera y Candela Peña como protagonistas. ¿Desde el principio tenía claro que ellos tenían que ser los padres de la historia?

R: No, inicialmente el casting estaba compuesto por otros actores. Esto es más habitual de lo que parece ya que en un principio eres tú con tu co-guionista, pero luego cuando aparece una productora interesada en el proyecto las cosas cambian y ya sois un equipo a la hora de tomar decisiones. Tengo una anécdota sobre este tema, cuando le dije a Candela Peña quién era mi primera opción para su personaje ella me confesó que era su actriz favorita.

Luis Zahera, Alex Sampayo y Candela Peña en el set de rodaje

P: Candela Peña es una actriz conocida por “dejarse la piel” en cada trabajo. ¿Qué opinó de su papel en ‘Schimbare’?

R: Candela es verdad pura, una actriz que se entrega con una valentía apabullante. Fue una suerte poder contar con ella y ver como día tras día aportaba infinitos matices al personaje de Elvira.

P: Zahera, un rostro muy conocido en Galicia, aporta cercanía y realidad a su personaje. ¿Buscaban eso al contratarlo?

R: Luis Zahera es un actor que ha estado encasillado en personajes freakys o con connotaciones negativas. Aquí queríamos demostrar que también puede hacer todo lo contrario, buscábamos su lado más humano. Zahera es un gran actor y esta película confirma que puede interpretar cualquier rol.

P: La pequeña Sandra Mokrzycka es uno de los grandes descubrimientos de la película. ¿Cómo ha sido trabajar con ella?

R: Mucho más fácil de lo que hubiese pensado. Sandra posee una intuición y un saber estar que no son normales para una niña de nueve años. Es una actriz de matices, nunca se pasa, es una Isabelle Huppert en miniatura, prefiere interpretar de menos que de más y eso a veces hasta es difícil explicárselo a un adulto. Le auguro muchos éxitos en su larga carrera.

P: ‘Schimbare’ cuenta con un reparto internacional con actores polacos, holandeses, españoles. ¿Esa mezcla ayuda a dar verosimilitud a la historia?

R: No soporto cuando veo a actores “haciendo de” por eso tenía claro que la nacionalidad de los actores tenía que ser la misma que la de los personajes. Es más, en algún caso incluso llegamos a cambiar la de algún personaje para adecuarla al actor. La verosimilitud, para mí, era la base de la película.

P: ¿Es complicado trabajar con personas de países culturalmente tan diferentes?

R: Respecto a lo de trabajar con ellos fue todo facilidades. He tenido mucha suerte con todo el reparto y el equipo, me he sentido muy arropado en todo momento.

P: El equipo técnico, por otra parte, es gallego. Con algunos de ellos ya había trabajado previamente. ¿Es una apuesta por el talento gallego?

R: Para nada. Es una apuesta por profesionales más que cualificados que trabajan en Galicia, en Madrid o en EEUU y que se dejan la piel trabajando en lo que les gusta. Es una apuesta por el talento, el esfuerzo y el compromiso. Sin buenos equipos no se podrían hacer buenas películas.

Candela Peña y el director Alex Sampayo

P: Que tú ópera prima sea seleccionada para participar en la sección oficial de óperas primas del Festival Internacional de Cine de Montreal (21 agosto – 1 de septiembre) tiene que ser una alegría.

R: Una alegría y una suerte. Todas las películas que no tienen una clara vocación comercial aspiran a participar en festival de categoría A, de los que tan sólo hay 25 en el mundo. Montreal además es el único de categoría A de todo Norte América por lo que formes parte de su programación oficial compitiendo por el premio a mejor ópera prima es una inmensa alegría.

P: ‘Schimbare ‘es un proyecto en el que lleva invertido más de cinco años. Y ahora, ¿qué toca?

R: Seguir trabajando en nuevos proyectos y esperando que se materialicen en un espacio de tiempo más breve. Mientras tanto seguiré con mis proyectos teatrales, al menos uno al año, que me quitan el mono de dirigir.

P: El futuro del audiovisual gallego, lleno de jóvenes promesas como usted mismo o Lois Patiño.

R: No me gustan las etiquetas. Me gusta disfrutar del cine, viéndolo o haciéndolo, me gusta contar historias ya sea en cine, televisión o teatro. Creo que es peligroso establecer etiquetas y mucho más en base a fronteras.

—————————————————————————————————————————————————-

Ficha técnica

Título: Schimbare

Director: Álex Sampayo

Reparto: Candela Peña, Luis Zahera, Sandra Mokrzycka,  Mariana Achim, Maurycy Lyczko, Huichi Chiu y Martijn Kuiper

Nacionalidad: Española

Año: 2014

Guión: Borja Caamaño y Álex Sampayo

Sinopsis: Luis y Elvira viajan a Rumanía tras contactar con una organización criminal de Europa del Este. Cerca de su destino reciben una llamada que los obliga a cambiar de ruta. Para continuar con el plan deben detenerse en Budapest y efectuar una recogida. Todo parece sencillo hasta que descubren que se trata de una niña de ocho años. A partir de este momento tendrán que tomar la decisión más difícil de sus vidas. Seguir adelante o dejar libre a la pequeña. Decidan lo que decidan, alguien morirá.

Tráiler

Un comentario

  1. Pingback: “Tienes que dedicarte a otras cosas porque escribir no te da para llenar la nevera”. Entrevista a Borja F. Caamaño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.