En no comiendo…

La semana pasada pude constatar algo que sospechaba desde hace ya algún tiempo. Los mejores analistas de la realidad político-social de “esta España mía esta España nuestra” que cantaba la malograda Cecilia son nuestros humoristas. Si siempre he creído que el maestro Miguel Gila era quien más había captado la esencia de lo español con su mítico: “disculpe pero es que nos han vendido un cañón sin agujero y para disparar mandamos a un tipo corriendo con la bala a cuestas”, ahora descubro que es otro de los grandes del humor patrio quién ha dado con la clave. Este no es otro que José Mota que en su frase “en no comiendo vamos ahorrando” ha descrito la política que rige hoy en día el destino de este país.

Ojiplático me quedé cuando leí, casi sin quererlo, unas declaraciones de la Vicepresidenta del Gobierno, María Dolores de Cospedal en las que afirmaba sin ningún tipo de rubor que: «nuestros votantes dejan de comer antes de no pagar la hipoteca, se ajustan el cinturón pero pagan. Otros, con excusas vagas, no hacen lo mismo”. De estas declaraciones deducimos que la señora Cospedal considera que la necesidad de comer no es más que una “excusa vaga” para no afrontar la carga hipotecaria.

Esta afirmación resulta cuanto menos chocante si tenemos en cuenta que quien así se expresa cobró en el año 2011 un total de 158.000 euros como publicó en su día el Diario Oficial de Castilla la Mancha (comunidad de la que es Presidenta).

Ahondando en esta cuestión, el otro día el conductor de “La mañana” de la Cadena COPE, Ernesto Sáenz de Buruaga, escribió en su cuenta de twitter: «otra ocurrencia de Andalucía. Los niños por decreto tres comidas al día. Y por qué no una bicicleta» en la relación a la decisión de la Junta de Andalucía de garantizar por decreto tres comidas a los niños en esa Comunidad para paliar la situación de pobreza en la que se encuentran algunas familias. Es vergonzoso que una persona que goza del privilegio y la responsabilidad de crear opinión desde un altavoz tan potente como son los micrófonos de COPE, tache de ocurrencia el garantizar que los niños coman tres veces al día.

Señor Buruaga, según su experta opinión, ¿qué debería hacer el gobierno andaluz?, ¿dejar que pasen hambre? Cosas como esta son las que indignan y hacen que la sociedad sienta asco de sí misma.

No contentos con afear el “vicio de comer”, el Ministro de Agricultura, alimentación y medio ambiente, Miguel Arias Cañete, aseguró que: “me ducho con agua fría antes que consumir medio litro más».

Visto lo visto, cualquier día nos presentarán un video del genial Eugenio con su famoso “saben aquel que diu,…” para, acto seguido, dar paso a Mariano Rajoy también a través de una videoconferencia, por supuesto, desgranando sus nuevas propuestas políticas. ¡QUE PAÍS!

Sobre Carlos Pampillón Diéguez 46 artículos
Xornalista

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.