Cultura, Cultural, Galicia, Literatura, Opinión — 18 octubre, 2016 a las 3:00

El misterio de las brujas: Parte I

Por
otono

Foto por Mariel Jimenez

Octubre es un mes especial debido a sus diversas celebraciones alrededor del mundo, así como los múltiples eventos astronómicos.

Hay que recordar que décimo mes del año es famoso porque la luna se manifiesta con una belleza singular; de igual manera llega el otoño y las hojas de los árboles se tiñen de colores amarillentos-pardo-rojizos ofreciendo un hermoso espectáculo natural, adornando y festejando el término de cosechas, marcando con ello la finalización de un ciclo.

Entre las numerosas tradiciones culturales de este mes, se destaca generalmente, ya sea por miedo, asombro o fascinación lo que denominamos brujería, hechicería, paganismo, etc.

La brujería ha sido desde siempre un tema que asombra a un sector importante de la población, ya que poco se sabe de esta práctica.

Se cree en diversas culturas que las brujas son mujeres feas, las cuales visten de color negro, tienen una larga cabellera, uñas largas y sucias, así como una risa bastante peculiar que te pone los pelos de punta; viven en casas viejas y húmedas, suelen estar rodeadas de gatos y tienen fama de ser personas bastantes solitarias. Cuentan leyendas urbanas que las brujas o meigas como se denomina comúnmente en Galicia, se pueden convertir en aves nocturnas como los búhos; salen en sus escobas a volar por las noches y hacer maldades.

En México se cuenta que las brujas son almas malas, que utilizan la sangre de los recién nacidos para rejuvenecerse y alargar su vida. Otros dicen que tienen pacto con el diablo, relacionando la palabra “bruja” directamente con “Satanás”, según la iglesia católica.

Las brujas son famosas por lanzar hechizos y controlar el clima haciéndolo tormentoso cuando se lo proponen, poseen una “varita mágica” que todo lo puede y a través de una bola de cristal logran ver el futuro.

oct2

Foto por Mariel Jimenez

Existen leyendas, incluso cuentos infantiles alrededor del mundo en donde las brujas son el personaje malo de la historia, inculcando miedo en los pequeños sobre seres poco comunes poseedores de grandes poderes sobrenaturales y por lo tanto temidos ya que con sus dotes podían “convertirte en sapo” o cualquier animal u objeto que les apeteciese.

Sin embargo “bruja” proviene del vocablo “Wicca”, del antiguo anglosajón y se puede traducir como “persona sabia”.

La Wicca es considerada una religión pagana, fundada por el escritor y brujo practicante Gerald B. Gardner aproximadamente en 1954 redactando el libro “Brujería hoy”.

A partir del cristianismo, las brujas y brujos fueron considerados demonios y todo lo que con ello conlleva; de esa manera, se inició una de las masacres más recordadas a lo largo de la historia: La persecución de la herejía o lo que se conoce comúnmente como Inquisición tanto medieval como española, en las que la Iglesia Católica buscaba terminar con aquello que fuese contrario a sus creencias, en este caso, la brujería, acusando a cualquier persona “sospechosa” sin tener pruebas y evidencias concluyentes de su práctica, sometiéndoles a un sinfín de torturas que se realizaban “en el nombre de Dios”, terminando en la hoguera.

oct4

Foto por Mariel Jimenez

De acuerdo a la página de National Geographic se menciona que “En investigaciones actuales se estiman que entre mediados del siglo XV y mediados del siglo XVIII se produjeron entre 40.000 y 60.000 condenas a la pena de capital por brujería” dichas cifras siguen en duda ya que no se puede contar a aquellos que sufrieron de linchamientos y por lo tanto no fueron registrados formalmente por la ley en aquella época.

Actualmente la brujería o “Wicca” es una práctica reconocida por la Federación Pagana Internacional consiguiendo seguidores alrededor del mundo. Aun así, sigue conservando el misterio y asombro que la caracteriza.

A pesar de las creencias erróneas que se pueden tener de las brujas, son personas que están íntimamente ligadas a la naturaleza y su carácter biológico, es por ello que estudian las funciones de las plantas y sus beneficios medicinales, ayudando con sus muchos conocimientos a los que acuden a ellas, suelen ser creyentes fieles de lo espiritual, viviendo en armonía con la madre naturaleza.

“El cristianismo pudo haber suprimido la brujería, pero falló en su eliminación” (The book of wicca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.