Comunicación y oportunidades de ciudadano a ciudadano

Fabricando nubesEl reciclado inmueble albergará un café-restaurante partidario de alimentos naturales, locales y material reciclable, bautizado con el nombre de la fundación, Wolkenfabriek (Fábrica de Nubes,) y que cumplirá a su vez la función de galería de arte, poniendo a la venta muebles y objetos decorativos; la “Praathuis”(casa de conversación), una especie de cafetería entregada a la poesía, literatura e interesantes charlas; un centro de medicina natural, sauna y masajes con una biblioteca destinada a información sobre alimentación saludable; un escenario para artistas musicales, teatro y otras actividades, y una terraza en la azotea alquilable, al igual que las salas, para fines culturales.

¿Y qué hay de la ardua tarea del calentamiento del extenso edificio, en un país donde los inviernos no engañan? Siguiendo el propósito del respeto por lo natural y el medioambiente, se hará con energía sostenible, empleando madera obtenida de los residuos de jardinería del ayuntamiento.

La fundación pRestaurante WFersigue desplegar una atmósfera dinámica e innovadora y fomentar la comunicación, trazo definitorio del diseño del establecimiento: largas mesas y una cocina abierta en el restaurante que permitirá que organizadores e invitados entren en contacto. El restaurante, la cocina y el personal del mismo, podrán ser alquilados por grupos o individuos (familias, empresas, autónomos o grupos de catering, etc., que igualmente contarán con la opción de arreglárselas sin la plantilla de Wolkenfabriek para componer sabrosas mañanas, tardes o veladas.

La variedad de planificadores y presencias tanto en la cocina como en el escenario y el resto de locales del complejo arrastrará a públicos distintos, potenciando la interacción, el intercambio de visiones y tal vez el surgimiento de nuevos proyectos. Otro de sus retos consistirá en facilitar puestos de trabajo en el restaurante a las personas con serias dificultades para incorporarse al mercado laboral (con problemas mentales, de drogadicción, etc.).

Metamorfosis de la fábrica de azúcarWolkenfabriek acogerá a cualquier ciudadano de Groningen, a extranjeros, familias, caterers, cocineros profesionales o aficionados, estudiantes, asociaciones vecinales, empresas, colegios, grupos de teatro…

Aparte de la renta que han de pagar al ayuntamiento y otros costes, precisarán de 47.650 € para mantenimiento, sin embargo, este grupo de emprendedores faltos de recursos económicos y materiales, rebosan determinación, trabajando conjuntamente en la creación de algo que reportará un beneficio común, a la espera del impulso económico necesario.

Familiares, amigos, medios de comunicación y Facebook han sido elegidos por Wolkenfabriek Groningen como sus focos de promoción y el trabajo en red es su base. Seguir leyendo>>

Sobre Paloma B. Ledo 7 Artículos
Periodista

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.