¿Por qué le robaron la bicicleta?

Si hay un movimiento cinematográfico que ha sabido trasladar la realidad con profundo humanismo a la pantalla, ése ha sido el Neorrealismo italiano. Con varios Óscar a sus espaldas, Vittorio De Sica es uno de sus precursores y uno de los grandes artífices de este juego de luces y sombras que es el cine, impregnándolo de lirismo visual; elevándolo a prodigio narrativo. El cine del autor italiano deja poso, muerde el alma y humilla la conciencia.

De Sica ya nos había mostrado su genialidad en El limpiabotas (1946), drama carcelario con los niños desheredados como protagonistas: esos niños pobres, sin futuro, que deambulaban por las calles de la Italia de posguerra, mostrándonos también la función represora del Estado y de las cárceles,  lugares no de reinserción, sino de germen y perpetuación de la violencia.

Ladrón de bicicletas (1948) cuenta la historia de Antonio (Lamberto Maggiorani), un hombre en paro que necesita urgentemente una bicicleta para encontrar trabajo, que empeña su juego de sábanas para poder comprarla. Un día, mientras Antonio trabajaba, le roban la bicicleta. Antonio y su hijo Bruno (Enzo Staiola) corren por toda la ciudad para recuperarla, aunque siempre con la frustración como resultado. La cinta nos enseña como el hombre más honrado es empujado por la desesperación a tomar decisiones que van en contra de su ética personal, que lo llevan a traicionarse a sí mismo. Como las circunstancias límites llevan a las personas más buenas a delinquir, en un sistema en el que la probidad se castiga y la maldad se alienta.

Ladrón de bicicletas es una obra imperecedera que hace que las palabras arte y cultura tengan sentido, por las que vale la pena apostar por este invento maravilloso de los hermanos Lumière que cuenta ya con casi siglo y medio de vida: por su capacidad de emocionar, educar los sentimientos… ponernos en el lugar de “el otro” y transformar la sociedad.

Plagada de momentos entre padre e hijo de una ternura inconmensurable, la película tiene una trama circular y cierra, al igual que El limpiabotas, con un unhappy end magistral. Una vez terminada, habría que preguntarse: ¿por qué le robaron la bicicleta?


FICHA         

  Título: Ladrón de bicicletas

  Nacionalidad: Italia

  Año: 1948

  Dirección: Vittorio de Sica

  Reparto: Lamberto Maggiorani,Enzo Staiola, Lianella Carell, Gino Saltamerenda, Vittorio  Antonucci, Giulio Chiari, Fausto Guerzoni, Elena Altieri

 

Sobre Daisy Yang 64 artículos
Periodista

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.